Catalina Pozo Gato

Periodista.

Colaboró con la prensa de la época en temas sobre la defensa de la mujer negra.

Catalina Pozo Gato participó activamente en la vida política y se postuló para diferentes cargos en los partidos burgueses tradicionales.

Escribió “La negra cubana y la cultura” como respuesta al artículo “La negra cubana” escrito por Gerardo del Valle. El texto se encuentra en la primera parte de la compilación Afrocubanas: historia, pensamiento y prácticas culturales que realizaron las escritoras cubanas Daysi Rubiera Castillo y Inés María Martiatu Terry.

En el artículo la periodista se dirige directamente a Del Valle y en el expone los obstáculos a los cuales se han de enfrentar tanto mujeres negras cultas como incultas. Del mismo modo expresa que la mujer negra no encuentra la oportunidad para mostrar sus conocimientos, de manera tal que se dedica a tareas que no corresponden a su profesión. Acá algunos fragmentos del mismo:

He leído con el interés particular de siempre, su último artículo[…]… esta preñado de verdades tristes y con él ha logrado usted su deseo de reflejar a una parte de la sociedad cubana los inhumanos resultados y la desalentadora consecuencia de sus prejuicios injustos. No debo yo subrayar el elogio sentimental que hace a las mujeres de mi raza; pero si puedo, con derecho a la vista, hacer algunas acotaciones a su admirable escrito en el que los entre líneas no escritos parecen sugerir estas marginales.

Ampliación cultural, es el resumen a que llega usted. Estamos de acuerdo, pero al indagar usted en el modus vivendi de la mujer negra, olvidó referirse (y una nota de redacción lo confirma) a los obstáculos, sistematizados y organizados con que tropieza la mujer negra culta, arrollada por la realidad al mismo nivel de miseria y derrota que la negra inculta.

Existe un porcentaje notorio de mujeres negras culturalmente preparadas y educadas para luchar por la vida en el mismo plano de dignidad y relativa facilidad que sus hermanas blancas preparadas. Ahí esta el número alto de las que surgen a la lucha desde las aulas universitarias […] e infinidad de centros educativos y culturales en los que se prepara y habilita la mujer blanca.

Sin embargo de esas dos mujeres igualmente capacitadas y preparadas, la negra difícilmente encuentra oportunidad de demostrar sus aptitudes y conocimientos y, menos, de vivir decorosamente; porque la realidad es que el prejuicio racial que va carcomiendo la nacionalidad cubana, anula sus esfuerzos, hace estéril sus gestiones y les amarga la vida. Entonces, la necesidad imperiosa de subsistir las va haciendo descender de su escala, para reducirlas a los más rudos y tristes trabajos ―si los encuentra― con tal escasez retribuidos que solo facilita la vida en esos potros de tortura moral que son los solares, donde como en los casos por usted apuntados, quedan expuesta, por lo menos ―y esto no es nada comparado con otras consecuencias― a enojosa confusión; porque son muchos los solares y buhardillas aterradoras en las que se ven forzadas a vivir, muriendo, numerosas mujeres negras graduadas universitarias, diplomadas en Colegios diversos, Academias, mecanógrafas, taquígrafas, profesoras de idioma, bordadoras, etc, infinidad de muchachas aptas para servicios decorosos en tiendas, talleres, oficinas.

[…] Ni en esas tiendas, ni en las oficinas particulares, cubanas o extranjeras brindan empleo a nuestras muchachas preparadas, dando un mentís burlón a aquellos ingenuos cubanos, que fueron nuestros antepasados, y creyeron en la equidad y la justicia cuando cuajaba en la realidad de hoy, el ideal revolucionario que predicó Martí y realizó Maceo.

Lo urgente no es inflar estas miserias morales, sino requerir la voluntad de los buenos cubanos y la acción del Gobierno. Unos, haciendo labor de reparación (aludo a todas esas Organizaciones y a todos los escritores que tratan estos asuntos); y el otro, legislando de tal modo que todos sintamos cariño por esta tierra envilecida, sobre la que corrió la sangre de nuestros padres y abuelos.

Fuentes

Afrocubanas: historia, pensamiento y prácticas culturales, selección de textos: Daysi Rubiera e Inés M. Martiatu, Editorial de Ciencias Sociales, La Habana, 2011.

“La negra cubana y la cultura”, en Diario de la Marina, La Habana, 30 de noviembre de 1930: VI (3ra sección) citada por Daysi Rubiera en “Intervención en el panel sobre el Año de los Afrodescendientes”, celebrado el viernes 18 de febrero del 2012, en la Casa de las Américas, La Habana.

 

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

2 Comentarios

  1. Anthony Garcia

    la dra. catalina pozo gato fue una ilustre medico c ubana en la socieda\d habanera

    • Sandra Alvarez Ramírez

      Hola, tiene Ud. más datos sobre ella, alguna foto? Agradecida de antemano. Sandra

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: