(La Habana, 29 de octubre de 1930)

Cantante.

Es una de las figuras más representativas de la cancionística popular cubana. Su rotundo éxito internacional lo alcanzó con el Buena Vista Social Club.

Trayectoria artística

Desde niña conoció la mejor canción cubana, pues a sus padres les gustaba cantar a dúo, en la intimidad del hogar, canciones de la trova como “La bayamesa”, de Sindo Garay, y la habanera “Veinte años”, de María Teresa Vera. Su padre fue un conocido jugador de baseball, amigo de músicos, poetas y escritores.

Con su hermana Haydée cantaba informalmente canciones de moda, hasta que en 1947se unió al grupo Loquibambia Swing, que dirigía el pianista Frank Emilio y que contaba con José Antonio Méndez en la guitarra. Así se integró al llamado “grupo del filin” que conformaban, entre otros Ángel Díaz, César Portillo de la Luz, José Antonio Méndez, Niño Rivera y Ñico Rojas.

Con dicha agrupación se presentó en programas de la emisora Mil Diez, cantando un repertorio en inglés. El locutor Manolo Ortega la bautizó como “La Novia del filin”. Por breve tiempo adoptó el nombre artístico de Omara Brown.

A mediados de la década de 1940 su hermana Haydée formaba parte del cuerpo de baile del famoso cabaret Tropicana, y muchas veces Omara la acompañaba a los ensayos. Cuando se produjo una inesperada vacante en la compañía, poco antes del estreno de un show, no lo pensó dos veces y se decidió a ocuparla. Recibió su primer salario como corista y su carnet del sindicato de artistas. Más tarde, formaría una pareja de baile con Rolando Espinosa.

En 1951 sustituye a Elena Burke en el cuarteto de Orlando de la Rosa, con el que viaja a Estados Unidos y actúa en Nueva York (Teatro Palace), Filadelfia, Cincinnati, Nevada y en Canadá.

De 1952 a 1953 forma parte de la orquesta femenina Anacaona, con la que viaja a Haití y en la cuanta también cantaba Moraima Secada.

Desde 1953 hasta 1967 fue miembro (fundadora) del cuarteto vocal Las D’Aida, con Aida Diestro como directora, e integrado por Elena BurkeMoraima Secada, Omara y Haydée Portuondo (hermana). Con dicha agrupación Omara trabajó en los cabarets La Campana, Tropicana, Sans-Souci, Montmartre, Club 21, Parisién del Hotel Nacional, y realizó giras por Venezuela, México, Puerto Rico, Estados Unidos.

Omara Portuondo se mantuvo en el cuarteto por espacio de quince años. En 1957, las D’Aida grabaron un disco de larga duración para la firma discográfica RCA Victor, con orquesta dirigida por Chico O’Farrill. Grabaron además con Lucho Gatica y Fernando Albuerne.

En 1959 apareció el primer disco de Omara como solista: Magia negra, en el que la acompañó el grupo de Julio Gutiérrez. El disco incluyó números de Adolfo Guzmán (“No puedo ser feliz”), Orlando de la Rosa (“Qué emoción”), Marta Valdés (“Tú no hagas caso”), y versiones en español de standards norteamericanos como That Old Black MagicThe Man That Goes Away y Caravan.

Las D’Aida viajaron a Puerto Rico y Miami, de donde regresaron a Cuba en cuanto conocieron la noticia de la ruptura de las relaciones diplomáticas con Estados Unidos.

Su carrera como solista la inicia en 1967 de la mano de Giraldo Piloto quien le propuso participar como representante de la firma discográfica Areíto en el Festival del Disco de Sopot, Polonia.  Grabó varios números que pronto se convirtieron en éxitos, entre ellos “Te dije quédate”, de Meme Solís y Olga Navarro, y “Como un milagro”, de Juanito Márquez, guitarrista y director, junto a quien grabó también un disco de larga duración.

En la Casa de las Américas estrenó “La era está pariendo un corazón”, de Silvio Rodríguez, con Martín Rojas a la guitarra, que ha sido uno de los hitos de su carrera artística.

A finales de la década de 1960 y a lo largo del siguiente decenio participó en numerosos festivales en representación de Cuba; recorrió países de Europa del Este; hizo presentaciones en Japón, Gran Bretaña, España, Francia, Alemania, Finlandia, Noruega, Suiza, Suecia, Holanda, Argelia y numerosos países de América Latina.

Realizó en Cuba nuevas grabaciones. Popularizó, entre muchos números, “Y deja”, de Piloto y Vera, “Evocación”, de Tania Castellanos, “Aún después”, de Olga Navarro, “Voy a ser feliz”, de Jorge Estadella, “Es soledad”, de Juan Almeida, “Vuela, pena”, de Amaury Pérez y “Siempre es 26”, de Martín Rojas.

En 1974 grabó con el compositor, trombonista y director de orquesta Juan Pablo Torres, el disco de larga duración Omara!, que incluyó, entre otras, “Canción de un festival”, de Portillo de la Luz, “Veinte años”, de María Teresa Vera, “Soy cubana”, de José Ramón Sánchez, “Son de la loma”, de Miguel Matamoros y “Sóngoro cosongo”, de Eliseo Grenet, con letra de Nicólas Guillén

Con el grupo de percusión Los Papines viajó a Japón, participó en los festivales de Cannes, Francia; Orfeo de Oro, Bulgaria, donde obtuvo el primer premio por la mejor interpretación; Lira de Oro, Bratislava, Checoslovaquia; Dresden y Schelager, Alemania; y el de los diarios L’HumanitéL’Unitá en Francia e Italia, y Aguas Dulces, Lima, Perú.

En Cuba se presentó en los festivales del Creador Musical, Benny Moré in Memoriam, Ignacio Piñeiro in Memoriam, Música Popular de Varadero, Fiesta de la Música Cubana, así como en los concursos Adolfo Guzmán y Mi canto a la Ciudad. Viajó a Estados Unidos con el espectáculo Tropidanza, junto a la orquesta de Enrique Jorrín.

En la década de 1980 alcanzó los primeros lugares en la preferencia nacional con interpretaciones de números que había compuesto para ella Alberto Vera: “Y mucho más”, “Tocan a la puerta”, “Lo que me queda por vivir”, “Lo que yo sueño”. Con Omara y Moraima, sus antiguas compañeras del cuarteto D’Aida, popularizó la canción  “Amigas”.

En 1984 apareció el disco Omara canta el son, en el cual era respaldada por el conjunto de Adalberto Álvarez en la interpretación de viejos y nuevos temas soneros. A partir de entonces grabó con la orquesta Jorrín y participó como invitada especial en producciones de numerosos solistas y agrupaciones, mientras se reeditaban grabaciones suyas dentro y fuera de Cuba.

En la década de 1990 grabó en España “Palabras”, producido por los jóvenes artistas cubanos Gema y Pável, y “Desafíos”, acompañada por el piano de Chucho Valdés. En La Habana se presentó sistemáticamente en el club Dos gardenias y en Tropicana.

En 1996, mientras daba los toques finales a su disco La Novia del Filin, fue convocada para cantar un solo número –”Veinte años”, de María Teresa Vera– junto a un grupo de veteranos músicos cubanos: Compay Segundo, Rubén González, El Guajiro Mirabal, Cachaíto López, entre otros-, en la grabación del disco Buena Vista Social Club. Esa producción conoció tal éxito que llegó a recibir un premio Grammy, propició que el grupo actuara en el Carnegie Hall de Nueva York, en Londres, París y Amsterdam, y dio ocasión a Wim Wenders a viajar a Cuba al año siguiente y realizar un filme homónimo que sería nominado al premio Oscar. En el filme, uno de los momentos climáticos se produce cuando, a dúo con Ibrahim Ferrer, Omara canta “Silencio”, de Rafael Hernández.

En el año 2000 apareció su disco Buena Vista Social Club presents Omara Portuondo (World Circuit). Dos años después realizó una extensa gira mundial por América del Norte y Europa. Se presentó en el Jazz Festival de Japón, donde cantó acompañada por músicos de la talla de Michael Brecker, Herbie Hancock, John Patitucci, Wayne Shorter y Danilo Pérez.

En 2003, sus presentaciones europeas la llevaron a varios festivales, incluido el legendario Festival de Glastonbury, Reino Unido, en la Sección One World.

Después viajó a Canadá y Estados Unidos con su banda, que contaba con músicos como Papi Oviedo (tres), Rolando Baró (piano) y Fabián García (bajo).

En 2004, su disco Flor de amor marcó un punto de viraje en su carrera, pues revelaba una arista mucho más rica y sutil en la textura de su sonido. En ese álbum la acompañaron los más renombrados músicos cubanos y brasileños, que le conferían un estilo distintivo. En la gala de la 16ª edición de los Billboard Latin Music Awards, en 2005, la producción obtuvo el premio al mejor Disco Tropical del Año en categoría femenina.

En 2004 Omara retornó con éxito a los escenarios europeos, para luego llegar al Zócalo de la Ciudad de México, en un gran concierto en el que compartió el escenario con personalidades como Eugenia León y Oumou Sangare.

Paseó su repertorio de Flor de amor por escenarios de gran prestigio: el North Sea Jazz Festival, el Marble Hill House londinense, el teatro Olympia de París y el Concertgebouw de Ámsterdam. Ese mismo verano ofreció “el primer concierto” en Berlín, en el célebre Gendarmenmarkt, dentro del ciclo “Clásicos al Aire Libre”. Cantó ante siete mil personas, rodeada por 68 músicos —entre los que se encontraban los miembros de la Deutsches Filmorchester Babelsberg Symphonic Orchestra, dirigida por Scott Lawton— junto a un invitado especial, Ibrahim Ferrer. Ese concierto marcó el inicio de una nueva y ambiciosa gira mundial, el Proyecto Especial Sinfónico que, en 2006, la llevaría a los teatros más importantes y a los principales festivales de música clásica.

Ese año actuó con otras grandes divas de la canción, como Chaka Khan, Nina Hagen y Marianne Faithfull, en el Wiener Festwochen Festival, ante más de 45 mil personas. También en 2006, se unió en Barcelona a las cantantes españolas Mayte Martín y Martirio, en el espectáculo Entre Amigas. En 2007 grabó un nuevo disco en Río de Janeiro, con la gran cantante brasileña Maria Bethânia, a quien acompañó en una gira por varios países.

En 2008 celebró el sexagésimo aniversario de su carrera artística con Gracias, (Latin Grammy en la categoría de Mejor Álbum Tropical Contemporáneo), un disco grabado en La Habana con invitados de la talla de Pablo Milanés, Chico Buarque, Jorge Drexler, Richard Bona, Cachaíto López y Chucho Valdés.

En 1996 se vincula al proyecto Buena Vista Social Club, el que la lanza nuevamente a planos internacionales y motiva a una mayor actividad discográfica; para los sellos EGREM, Nube Negra en España y World Circuit en Inglaterra.

En el año 2001 fue nominada al Premio Grammy Latino por Buena Vista Social Club presenta a Omara Portuondo, en la categoría de mejor álbum de música tropical.

A finales del 2009, Omara recibe el Grammy Latino por Mejor Album Tropical Contemporáneo, con el disco Gracias un compendio de melodias tradicionales, boleros y jazz.

Este año, Omara Portuondo comienza de la mano de Disney interpretando la versión en español de uno de los personajes del más reciente éxito de taquilla;The Princess and the frog (Tiana y el sapo). En la cinta animada, la cantante cubana interpreta a Mama Odie, una hechicera buena y ciega que vive en los pantanos de Luisiana.

Un nuevo acercamiento al cine de animación se produjo en enero de 2011 cuando prestó su voz a El Camino de las gaviotas, un corto animado coproducido entre Cuba y Brasil. Omara asumió el rol de narradora de la historia y abuela de la protagonista, una pequeña llamada María Soledad. En este nuevo trabajo interpretó la canción de cuna Duérmete mi niño en español y en portugués.

En enero de 2011 Omara ofreció un concierto con el Buena Vista Social Club en el teatro Milanés de la ciudad de Pinar del Río. Durante el concierto Omara compartió escenario con artistas pinareños.

La vida de esta importante intérprete de la música cubana fue llevada al celuloide por el cineasta Fernando Pérez en el documental Omara.

Discografía

1958: Magia negra
1966: Como un milagro, con J. Márquez y su banda
1967: Esta es Omara Portuondo
1967: Omara Portuondo
1974: Omara Portuondo y Martín Rojas (grabado en Finlandia).
1981: Y tal vez
1983: Omara Portuondo
1984: Jorrín, con Tito Bermúdez, Omara y Farah
1984: Omara Portuondo canta el son
1991: Soy cubana
1995: Pensamientos
1995: Omara Portuondo, con Adalberto Álvarez
1995: Cuarteto Las D’Aída (reedición de un LP de 1957).
1995: Palabras (grabado en España).
1996: Amigas, con Moraima Secada y Elena Burke
1997: La novia del feeling
1997: Desafíos, con Chucho Valdés
2000: Buena Vista Social Club presenta: Omara Portuondo (WCD059).
2000: Omara Portuondo – La colección cubana
2000: Veinte años, contiene entre otras: Quizás, quizás, quizás (Edenways).
2004: Flor de amor, contiene el tema Amor de mis amores vals peruano, adaptado al francés como La foule y cantado por Édith Piaf. (Harmonia Mundi).
2005: Lágrimas negras, canciones y boleros
2007: Duets
2007: Singles
2008: Gracias
2008: Omara Portuondo e Maria Bethania
2008: Omara Portuondo e Maria Bethania ao vivo (DVD).
2009: Gracias
2012: Omara y Chucho (junto a Chucho Valdés)
2014: Magia Negra

Premios y reconocimientos

Festival de la Canción de Varadero (1970)
Premio Mi canto a la ciudad (1981)
Girasol de la Popularidad de la revista Opina (1981).
Premio del Ayuntamiento de Saint Bois, Francia (1984).
Segundo Encuentro Latinoamericano de la Nueva Canción (1987).
Medalla Alejo Carpentier (1988).
Premio en España por el espectáculo Noche cubana (1990).
Orden Félix Varela (2002).
Nombrada Embajadora de la Cruz Roja (2004).
Premio Nacional de Música (2006).
Grammy Latino en la categoría de Mejor Álbum de Música Tropical por Gracias (2008).
Premio del Gran Teatro de La Habana (2011).
Distinción Gitana Tropical por la Dirección Provincial de Cultura de La Habana (2012).

Foto

Tomada de Radio Rebelde.

Fuentes

Sitio web de Omara Portuondo

Ficha de Omara Portuondo en ECURED.

Ficha de Omara Portuondo en Encaribe.

Radamés Giro: Diccionario Enciclopédico de la Música en Cuba. Editorial Letras Cubanas, La Habana, 2007.


Lecturas recomendadas

Ariel, Sigfredo: La gran Omara Portuondo, booklet, CD EGREM.

_________________: Omara Portuondo, 18 joyas inéditas, booklet, CD EGREM.

Martínez, Mayra A.: Cubanos en la música, Editorial Letras Cubanas, La Habana, 1993.